Proyecto de Instalación de Huerto Comunitario en Colinas del Valle


El huerto urbano tiene un gran potencial para representar un espacio de formación comunitaria y reconstrucción del tejido social. Cuando hablamos del tejido social hacemos referencia a todos los actores pertenecientes a un punto en común que comparten lazos o interacciones. Así como un tejido humano conformado por miles células o filamentos, los grupos sociales se definen por el nivel de confianza y fortaleza de sus lazos sociales. Estos lazos conforman el tejido y por consecuencia, tiene efectos en la percepción de la comunidad hacia sí misma. Desde una escuela, una colonia, una universidad o una empresa, estos grupos sociales comparten espacios en común y por lo tanto interacciones. Desgraciadamente cuando estos lazos no se han reforzado, el deterioro del tejido social incluye problemas de inseguridad, violencia, indiferencia ante los problemas, escasa participación ciudadana, desconfianza, desigualdad, etc.


El huerto entonces resulta un espacio en común que además de producir alimentos puede repartir responsabilidades, asignar funciones, definir acuerdos y crear nuevas posibilidades de convivencia. La confianza nace a partir de experiencias compartidas y el huerto comunitario se vuelve un punto de encuentro para niños, jóvenes y adultos. En Colinas del Valle gracias a la proactividad de la colonia, hemos colaborado con un grupo de vecinos para comenzar las bases de un huerto para la colonia. Considerando que no sólo ayuda a fortalecer el tejido social, el huerto, también promueve nuevas interacciones entre vecinos, poder conocer en otro contexto más relajado a otras familias, construir nuevos lazos entre colonos, definir acuerdos de convivencia para el huerto y en sí, producir alimentos más como un medio que como un fin en sí mismo.


Empezamos en agosto del 2020, gracias a que un miembro fundador de Bluhm vive en esta colonia. A partir de ese lazo, se propuso el proyecto para instalar primero un compostaje comunitario que a corto plazo sería quién alimentará el huerto de la colonia. Después de conversar con la mesa directiva de la colonia y resolver los detalles del proyecto, en septiembre se presenta por medio de Zoom el proyecto a los colonos interesados y se arranca con una pequeña campaña de recaudación de fondos para el presupuesto requerido en el prototipo de huerta y compostaje. Con ese primer financiamiento, se comienza la construcción de los composteros como módulos de 1 m3 que se colocarían en un espacio libre detrás de la colonia. A partir del 10 de octubre del 2020, empieza la primera recolección de residuos orgánicos en el que se cobra una cuota compensatoria mensual para el recolector que será de preferencia un miembro de la misma colonia. Así y desde entonces, la recolección de residuos se ha hecho con 36 familias totales y más que se van sumando al ver los beneficios de esta práctica. Involucrar a la colonia y sus miembros es clave para que estos proyectos avancen, no sólo en la implementación del mismo, sino también en la planeación y reestructuración.


Nuestro trabajo es instalar y articular colaboraciones con vecinos para lograr instalar la base de lo que será el huerto comunitario y composta. Así como también nos encargamos de coordinar las recolecciones y la fase de sistematización del modelo de huerto comunitario. Uno de los principales retos a resolver, es que estos modelos no se sostienen de puros voluntarios ni donativos, lo que busca Bluhm es apoyar a formar modelos sostenibles que se autofinancien y además prioricen el valor social que se puede generar. Esto significa que usamos modelos de negocio y los combinamos con proyectos sociales de modo que el siguiente grupo de vecinos que se haga cargo pueda contar con personal de planta remunerado y también con los vecinos voluntarios. La diferencia estriba en que valoramos el tiempo de las personas, y el vecino remunerado tendrá que dedicarle más esfuerzo así como proactividad, mientras que el vecino voluntario será siempre bienvenido sin que el modelo se desmorone completamente sin él.


Por ello tenemos una estructura definida y remunerada, que es elegida por el comité de vecinos encargados del huerto y composta, mientras que hay otra estructura flexible y dinámica que incluye a las familias y voluntarios. De este modo, el huerto comunitario recibirá ingresos mínimos para pagar un mantenimiento fijo y también para invertir en el crecimiento del mismo. Gracias a este modelo que está en reciente prueba, por el momento se han generado ingresos para pagar a los recolectores jóvenes de la colonias, y también autofinanciar los requerimientos del compostero y próximamente el huerto. Ya estamos en temporada para comenzar el huerto comunitario y esperamos para marzo poder haber finalizado la primera parte de este proyecto.


Realmente creemos que este espacio puede ser un gran diferenciador. Crecer alimentos une personas, replantea problemas, brinda soluciones y celebra las diferencias. El “otro vecino” ya tendrá un nombre y una historia compartida, las familias podrán convivir con mayor naturalidad y los espacios verdes construyen lazos comunes. El proyecto social en Colinas del Valle busca abrir un nuevo panorama de opciones para fortalecer los lazos de la comunidad entre ellos mismo. ¿Qué diferencia hay cuando “el vecino” ahora se llama Pepe o Charlie? ¿Qué diferencia encontramos cuando el desconocido se vuelve un amigo? ¿Qué puede hacer una caja llena de tierra y plantas que un grupo de Facebook no puede? ¿Qué experiencias unen a la gente y cuáles las separan? ¿Realmente habrá diferencia al decir “buenos días” después de haber sembrado juntos? ¿Valdrá la pena sacar los residuos orgánicos para que se hagan composta?

Nuevas dudas se vislumbran, así como la visión de un mercado local, un domingo familiar en el huerto, una tocada de la banda juvenil de la colonia, una cosecha de zanahorias los miércoles, una tarde regando las plantas, un joven cargando los residuos para la composta, una satisfactoria sonrisa al ver las enormes acelgas.


Próximamente te traeré más noticias y si quieres sumarte o llevar esto a tu colonia, no dudes en contactarnos. Mientras más de nosotros llevemos esto a nuestras comunidades, quizás encontraremos una gran diferencia.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo