¿Qué es un huerto urbano?

Actualizado: 30 mar




El huerto urbano es un espacio dentro de la ciudad que ha sido seleccionado para poder generar cultivos de alimentos. Estos se pueden realizar en interior o exterior, en edificios, escuelas, parques, empresas, universidades, espacios públicos y más. La intención del huerto urbano nace con la premisa de poder producir parte de los alimentos que se consumen de manera local y si es posible se produce bajo un concepto de cultivo orgánico. Cuando usamos el término de “orgánico” hacemos referencia que el cultivo sea de semilla que no está genéticamente modificada, que no se usan fertilizantes ni pesticidas químicos y que se aproveche el mismo ecosistema natural para permitir que estas plantas surjan. Se cuida la tierra y se alimenta para que la planta se nutra a través de esta. La idea es no repetir el esquema de la agricultura industrial centrada en el uso de hidrocarburos (por la maquinaria), los monocultivos de hectáreas, el uso de químicos, la modificación genética, entre otras cosas.

Resulta ser que la misma agricultura industrial que vino a salvar a la humanidad en tiempos de crisis en 1970 ha sido la misma que hoy protagoniza la lista de las principales 5 causas del cambio climático. Esto es grave, ya que nuestra propia forma de alimentarnos, que ha sido pilar de la sociedad, está destruyendo nuestro planeta. Esto es porque la agricultura industrial está enfocada en la producción en masa, explotación de la tierra, deforestación masiva para cultivar, uso de químicos para matar plaga y así la desertificación de casi el 33% de las tierras que han sido usadas para estas prácticas. El 70% del agua potable en el mundo es utilizada para la agricultura que comprende la ganadería, cultivo de hortalizas, árboles frutales, etc.



La misma agricultura alimenta el cambio climático y a su vez este termina poniendo en peligro las cosechas. Se forma un círculo vicioso entre producción industrial, deforestación, disminución de áreas verdes, destrucción de ecosistemas y por ende esos cambios en el clima afectan los cultivos. Hoy en día nuestra sociedad se enfrenta a la nueva búsqueda de explorar otros métodos más eficientes que disminuyan el impacto ambiental de la agricultura y aseguren la producción de alimentos sin dañar el ecosistema. El mismo daño al ambiente genera cambios de temperatura, de clima y afecta los ciclos estacionales que comprometen los cultivos proporcionando la posibilidad de vivir crisis alimentarias. La mayoría de las ciudades son de los sitios más vulnerables a estas crisis debido a que dependen del exterior para su alimentación y albergan casi el 50% de la población mundial. Para el 2050, de acuerdo con la FAO, se espera que aumente la demanda de alimentos un 60% a la par que aumenta la población en las ciudades.

El huerto urbano no resulta una novedad, pero sí una herramienta que se ha perdido en las últimas décadas volviéndose extremadamente dependientes de alimentos que en ocasiones ni se cultivan en este país. En numerosos países los huertos han resultado detonadores de impacto y transformadores sociales que han cambiado las críticas situaciones de pobreza alimentaria, escasez de áreas verdes y sobretodo la participación ciudadana sobre temas ambientales. Es así que el huerto se vuelve un excelente espacio para que las ciudades puedan producir parte de sus alimentos sin depender completamente de otros sitios. El huerto urbano puede ser desde un jardín decorativo,un espacio para cultivar alimentos que se cosechan frescos de la maceta al plato, hasta una protesta contra el sistema actual de producción.

En un huerto urbano puedes cultivar desde hortalizas, verduras, plantas medicinales, hierbas aromáticas, arbustos, frutales, etc. Empezar con tubérculos como zanahorias y papas, añadir alguna tomatera e incluir las acelgas y lechugas para las ensaladas. El huerto urbano es una alternativa para que el hobby en el jardín se vuelva más productivo y beneficie la economía familiar. Aquí en resumen te mencionamos algunos de los beneficios que puedes obtener de iniciar tu propio huerto urbano:

  1. Mas jardín y mas huerto: No es un reemplazo para el jardín, consideralo un complemento y por ende lo mismo que le dedicas a un jardín a la semana, puede ser para producir alimentos.

  2. Salud mental: Es una manera de generar más espacios verdes siendo éstos clave en la salud mental de los individuos.

  3. Para cualquier sitio: Puedes instalarlo en tu casa, en tu empresa, en alguna casa hogar, en la escuela de tus hijos, en un parque, etc.

  4. Desde 8 litros para adelante: El espacio puede ir desde un volumen de 8 Litros en adelante, no necesitas un espacio muy grande y puedes adaptarlo a tus necesidades.

  5. Elige: Escoge los alimentos que quieres producir, siempre y cuando estos sean aptos para el clima y ambiente al que estarán expuestos.

  6. Empieza sencillo: Puedes empezar con una hortaliza y con el tiempo aumentas tu huerto, no necesitas ser un horticultor perfecto, sólo estar dispuesto a seguir constante.

  7. Experiencia de aprendizaje: Es una experiencia satisfactoria para niños y adultos, así como también de mucho aprendizaje.

  8. Relajación: Es una práctica relajante para estimular tu conexión con la naturaleza.

  9. Transformación: Los huertos son espacios de transformación para ti, tu entorno y tu familia.

  10. Reconocer: Comprendes el valor de los agricultores al entender que grandes producciones pueden ser un reto.

  11. Huella ambiental: Generarán una mayor consciencia de tu huella ambiental y seguro te surgirá la inquietud por hacer más por tu entorno.

  12. Conectar: Es un excelente espacio para conectar con la familia.

Si crees que hay algún otro beneficio que no hemos mencionado dejalo en los comentarios. Definitivamente el huerto ha llegado para quedarse y tu desde tu hogar puedes sumarte. Sembrar la semilla del cambio, empieza en casa para que pronto podamos cosechar todos el fruto de una ciudad más limpia, sostenible y verde.






0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo